Lincoln. Gore Vidal.

¿Se puede tratar de entender las bases políticas de todo un país a través de una novela? Gore Vidal publicó su Lincoln en 1984, en un momento en que la presidencia de Estados Unidos estaba en una franca decadencia en manos de personajes mediocres, sin ninguna grandeza política o moral. Por contraste, Lincoln es el retrato de la dignidad del poder, del hombre iluminado con una misión que cumple al límite de sus fuerzas hasta el final.

Centrada en sus cinco años de gobierno desde la llegada a Washington en 1861 hasta que la bala del actor John Wilkes Booth acabó con su vida en abril de 1865, las más de 1.000 páginas de muchas de sus ediciones suponen un intenso repaso de las principales políticas, intrigas y batallas que tuvo que librar el hombre que pasó a la historia como restaurador y salvador de la unión de estados americanos. Los miembros de su gabinete, embusteros y deseos de arrancar el poder de sus manos, sus ineficaces generales y su mujer, inestable psicológicamente y con graves problemas financieros, son los principales protagonistas junto al propio presidente, que Gore retrata siempre como cauto, sereno y habilidoso para el manejo de los hilos políticos en un mundo en guerra que no conoce el perdón ni mucho menos la piedad. Paralelamente asistimos a los pasos y motivos de sus asesinos hasta que logran cometer el primer magnicidio en la historia de este país.

lincoln1

El mítico discurso de Gettysburg, labrado hoy en piedra en su monumento, es despachado por opositores, ministros y la prensa de la época con desprecio. Contra todos ellos, y a favor de proseguir la guerra hasta restaurar la unión, el Lincoln de Gore Vida usa las leyes bordeando la dictadura militar para mantener fijo el rumbo. Es un hombre decidido cuando no hay más decisión que el pequeño cambalache político. Él es, al final, el encargado no solo de concluir la terrible carnicería y acabar con la Confederación, sino el que moldea un nuevo estado-nación que convertirá a Estados Unidos en la nación poderosa que conocemos.

Una novela basta e imprescindible si se quiere, en definitiva, conocer el corsé ideológico que sujeta la potencia que más peso ha tenido en la historia del siglo XX.

Advertisements
This entry was posted in Reseñas de libros and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s