Dios, el diablo y la aventura. Javier Reverte.

8497596730_gJavier Reverte publicó en el año 2001 el libro Dios, el diablo y la aventura. La historia de Pedro Páez, el español que descubrió el Nilo Azul con la intención de acercar al gran público una figura olvidada por los libros de historia, la de este sacerdote jesuita madrileño que vivió a caballo entre los siglos XVI y XVII  y que, dotado de cualidades intelectuales excepcionales, se puso al servicio de la evangelización de Etiopía, consiguiendo en su camino aprehender y transmitir la cultura del país africano en forma de dominio de su lengua y escribiendo una completa y científica historia de Etiopía en varios tomos. Además de intelectual y desmitificador racional de las fantasías forjadas en torno al mítico Preste Juan, introdujo las técnicas modernas en este rincón de África, ejerció de arquitecto, asesor espiritual de dos reyes y recorrió el territorio convirtiéndose en el primer europeo en ver y describir las fuentes del Nilo en el lago Tana, sueño por el que hubieran cambiado su trono Julio César, Alejandro Magno y buena parte de los faraones que concebían el río como un dios multiplicador de las cosechas.

Como en todos sus libros, Reverte mezcla de una manera eficaz el conocimiento, la descripción de viajes, la aventura y el apasionamiento por la figura protagonista convirtiendo su texto en una reivindicación de Páez, su obra y su forma de entender la vida. Es una crónica humanista de los valores que debería poseer cualquier hombre: pasión, cultura, paciencia, curiosidad, amor y vocación por alumbrar lo desconocido.

Dios, el diablo y la aventura sirvió en su momento para poner de actualidad a un hombre desconocido incluso en su lugar de nacimiento, un humilde pueblo madrileño, que no era mencionado en ninguna enciclopedia española de importancia. Si Escocia glorifica al descubridor James Bruce, que 152 años después de Páez se atribuyó ser el primer europeo en llegar al nacimiento del Nilo Azul, Pedro Páez cayó en el más miserable olvido. Las causas políticas y económicas de esa postergación interesan también a Reverte en un texto que por momentos se vuelve crónica política y religiosa de la lucha que el clero copto etíope y el catolicismo entablaron por el alma -y la influencia- de los emperadores y habitantes de Etiopía. El fracaso de las misiones jesuitas marcaron también el declive del recuerdo de Pedro Páez en los lugares donde había llegado a levantar palacios y susurrado al oído de inquietos reyes el credo ignaciano de paciencia y moderación.

La dura pero intelectualmente interesante vida de Páez alcanza su cénit con su descripción del nacimiento del Nilo, un pasaje que Reverte consigue cargar de contagiosa belleza. Es éste un libro que siempre apetece releer para adentrarse con él en la ruta de los exploradores pioneros de África y dejarse encandilar una vez más por la pasión de quienes aún tenían territorios en blanco en sus mapas que completar.

Comprar libro

 

 

Advertisements
This entry was posted in Reseñas de libros and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s