Ringo Starr. El señor de los anillos. Ricardo Gil y Javier Tarazona.

Alguien declaró una vez que ninguno de nosotros es digno de pisar la misma acera que acababa de hollar el más humilde de los Beatles. La influencia del grupo de Liverpool sobre el imaginario cultural colectivo es de tal calibre que parecía sensato reverenciar incluso al que se consideraba el más discreto de ellos, el batería Richard Starkey, alias Ringo Starr, quien si a lo largo de su vida ha sido objeto de veneración, también ha sufrido no pocas burlas y comentarios despectivos. Las comparaciones con los gigantes Lennon y McCartney, y con el posteriormente interesante Harrison, parecían imposibles.

Por eso en este libro que ha publicado Editorial Milenio, los fans y estudiosos de la beatlemania Ricardo Gil y Javier Tarazona buscan hacer justicia a un hombre que tuvo una infancia pobre y desgraciada, con abandonos familiares y enfermedades que lo apartaron del colegio, y cuyo único talento fue golpear la batería desde muy niño a pesar de que incluso en esta empresa encontró trabas, como el hecho de desempeñarse como músico diestro siendo zurdo.

La minuciosa disección de su trayectoria musical y la forja de un estilo a las baquetas busca desterrar el mito de que Ringo se unió a los Beatles casi por casualidad, como si hubiera sido el polizón de un tren que lo hubiera tomado en marcha por su último vagón. Al contrario, Lennon, McCartney y Harrison siempre tuvieron verdaderos problemas para encontrar un baterista, y Starr era entonces uno de los mejor considerados en Liverpool. Fijo de la banda Rory Storm & the Hurricanes, que durante bastante tiempo fueron más famosos e importantes en la escena musical que los Beatles, Starr fue un fichaje necesario que completó y cerró el cuarteto más famoso de todos los tiempos.

Tras su incorporación al grupo, Starr se convirtió por derecho propio en un batería referencial dentro de lo que se iba a llamar la ‘british invasion’ por su forma de mantener el ritmo, atacar los charles y los redobles. Los autores dedican bastante tiempo a insistir en estos aspectos técnicos para hacer aflorar al músico consciente de su tarea creativa. Ringo fue fundamental en álbumes como Sgt. Peppers y en la evolución general y sorprendente de su música.

Es cierto que tras la caótica y tumultuaria separación del grupo, Ringo se encontró perdido, ya que ser un beatle es todo lo que había sido en esta vida, y dedicó los años setenta a grabar discos cada vez más insatisfactorios y en general a dar tumbos de fiesta en fiesta con Keith Moon y Harry Nilsson, donde de nuevo su salud se puso a prueba por los ingentes litros de alcohol capaz de absorber.

Sin embargo, fue también en esta época cuando más incidió en su carrera como actor, llegando a participar en producciones destacadas del cine alternativo británico como ‘Lisztomania’ y ‘The magic christian’. Incluso estuvo en España rodando un western de tercera fila, ‘El justiciero ciego’.

Pero su carrera como actor terminó curiosamente con uno de sus mejores trabajos, el cavernícola atolondrado de ‘Caveman’, película donde conoció a la ex chica Bond Barbara Bach y con la que se casó y sentó cabeza, desintoxicación alcohólica mediante.

Ringo lleva desde entonces girando y grabando con una banda de miembros cambiantes, la All-Starr Band, con la que ha recuperado parte del presigio perdido y el amor por los directos.

Este libro es, al fin, un ameno repaso a su vida desde la óptica de dos fans que desgranan con precisión su ruta para concluir que no, que no somos dignos de posar nuestros pies donde lo acaban de hacer las zapatillas de Ringo, y eso suponiendo que sea el más humilde de los Beatles, cosa que está por ver.

Agradecer a los autores todas los pequeños detalles sobre tipos de parches de batería, disposición de tambores, y compra y sustitución de instrumentos, porque ahí está el amor y hace feliz a los pequeños ratones curiosos de datos perdidos que somos.

Iván Alonso Pérez

This entry was posted in Reseñas de libros and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s