Este blog

Al igual que la popular canción de Albert Hague, Rompepaginas es un blog de libros joven y loco. Joven, porque quien lee envejece a otro ritmo; y loco, porque será difícil encontrar en él una melodía constante: novela, ensayo, no ficción, poesía, periodismo, cine y, por supuesto, música saltan entre sus líneas como versiones existen de ese tema. Aquí solo hay interpretaciones personales, amigos, no grabaciones oficiales.

En un escenario, y ya caída la noche, no puede haber tribunales de crítica especializada. Esta sesión no va de censuras, ni de diatribas aleccionadoras sobre el presente de la literatura. Tómate una copa y relájate. Dejemos a otros que salven la cultura, aquí basta con lo que leemos. Rompamos sus páginas hasta extraerles todo el tuétano. Somos un club ilegal de jazzistas del libro. Improvisamos entre frases, capítulos y volúmenes.

En este antro no caben reseñas por compromiso, intereses editoriales, amistad, ni búsqueda de influencias; ni aquí se copian y pegan sinopsis o resúmenes de prensa. El artista no cede su sitio a covers de cualquier clase. Detrás de cada velada hay siempre una lectura atenta.

Espero que disfruten de estas páginas digitales y sobre todo de las páginas que les abran, ya sea en una mecedora, en un trabajo aburrido, entre clases, en una biblioteca o en un bar donde vaya gente young & foolish, es decir, esa gente como tú que lleva un libro bajo el brazo.

Iván Alonso Pérez